Tan Grave Es Mi Pecado

By: David Martinez

La mayoría de los no creyentes viven cada día sin hacer conciencia de que siquiera estén haciendo algo atroz, la mayoría se consideran moralmente correctos y te aseguro que nunca han pensado en que han hecho alguna ofensa trascendental. El ciudadano promedio no considera que ha hecho algo tan grave que merezca la pena de muerte, claro que no, si usted trabaja, tiene su familia, respeta las reglas, no tiene problemas con la ley y vive adaptado a la sociedad que lo rodea, entonces, no hay nada de que preocuparse, todo está bien, no hay nada que haya hecho de gran magnitud por lo que merezca ser juzgado, estoy bien. Este es el pensamiento que habita en una persona no regenerada, en una persona no iluminada por el evangelio, pero este no es el pensamiento que debe predominar en un hijo de Dios, en el cual habita el Espíritu Santo, ya que lo que debe predominar en nosotros es la verdad de la palabra de Dios y lo que esta dice de la condición del hombre ante Dios.

Que dice la Biblia acerca de la condición del hombre?

En Romanos vemos como describe a todos los hombres en una condición de desviación total, como todos, sin excepción de nadie están sujetos a hacer el mal, como nadie busca a Dios, como todos están bajo pecado.

Romanos 3:10-12

10Como está escrito: No hay justo ni aun uno;

11No hay quien entienda, No hay quien busque a Dios.

12Todos se desviaron, a una se hicieron inútiles; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.

Aquí vemos como se enfatiza que no hay ni aún uno, ni siquiera uno! Aquí apunta a la depravación total del hombre, diciendo lo que no son y lo que no hacen ni quieren como resultado de su caída, dice que no son justos, no entienden, no quieren a Dios, no hacen lo que es bueno. Pero en Romanos 3:23 habla de lo que si son y lo que si hacen.

23Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.

Aquí apunta a lo que si hacen, pecar, y cuál es su condición, están apartados de la gloria de Dios.

En Romanos 8 habla también de como es la relación del no creyente con Dios, está en completa enemistad.

7ya que la mente puesta en la carne es enemiga de Dios, porque no se sujeta a la ley de Dios, pues ni siquiera puede hacerlo.

En Isaías 64 describe de manera mas grafica la verdadera condición del hombre y sus obras delante del Dios Santo.

6Todos nosotros somos como el inmundo, y como trapo de inmundicia todas nuestras obras justas; todos nos marchitamos como una hoja, y nuestras iniquidades, como el viento, nos arrastran.

Y es esta condición de corrupción y desviación que el mundo ignora totalmente y no es capaz de reconocer, y nosotros como cristianos no estamos llamados a alimentar esa ignorancia, sino a ser luces de emergencia en la vida de los demás, estamos llamados a proclamar el evangelio y a concientizar a los demás de la magnitud de la santidad de Dios y así entonces puedan entender la magnitud de su vida pecaminosa. Pero esto debe empezar por nosotros mismos. Lamentablemente muchos cristianos vivimos con cierta amnesia espiritual o si fuera peor con olvido total de esto, muchas veces no tenemos la conciencia suficiente de que tan Santo es nuestro Dios y olvidamos la magnitud del pecado que aveces dejamos pasar minimizando su peso. Debemos recordarnos cada día la magnitud de la Santidad de nuestro Dios y esto nos debe llevar a humillarnos cada vez más ante su misericordia y bondad para con nosotros.

Consideralo por un momento.

Preguntate: oh Señor! Tan grave fue mi pecado? Tan insultante es mi vida de pecado hacia ti? Tan podrido estaba? Que tuviste que enviar a tu hijo a humillarse de tal manera? Que siendo Dios se hizo hombre para ser humillado, golpeado, rechazado y crucificado por gusanos asquerosos e inmerecedores como nosotros?

Preguntate: oh Dios! Tan pura es tu santidad que el único que pudo pagar nuestros pecados en aquella Cruz fue Cristo hecho hombre? Un hombre puro, cuya santidad es igual de pura que la tuya, un hombre perfecto, cuya sangre derramada es la única que pudo pagar esa deuda inmensa.

Preguntate: oh Padre! Tan justos y perfectos son tus juicios? Tan justo eres? Que no pudo ser pasada por alto tu ira demoledora, ni ser olvidada la ofensa de los impios? Sino que alguien tuvo que pagar, alguien tuvo que sufrir tu juicio y alguien tuvo que sentir ese castigo agonizante, esa ira justa, esa santa indignacion.

Conclusión: Si, tan grave fue mi pecado, tan santo es el Señor y tan justos son sus juicios.

Todo esto debe llevarnos a apuntar a Cristo cada vez mas.

En la magnitud del sufrimiento de Cristo en la cruz se refleja la magnitud de tres aspectos: 

1. La magnitud de la santidad y la Justicia de Dios.

2. La magnitud de cuan grave, ofensivo, repulsivo y detestable es nuestro pecado para Dios.

3. La magnitud del amor y la misericordia de Dios.

Oh pero cuán grande es su amor!! Que a pesar de la gravedad de mis pecados tu los perdonas, que por ese amor inmerecido hoy tenemos esperanza. Que yo siendo merecedor del castigo eterno y de tu justicia, a pesar de eso, por tu amor tan grande que no se compara al nuestro, por ese amor a estos gusanos inmerecedores que somos, tu enviaste a tu hijo, quien se hizo hombre, quien quiso por amor sufrir por nosotros, ya que tu justicia no podía ser pasada por alto, Cristo se hizo culpable y tu misericordia fue lo que recibimos en lugar de tu castigo. Porque Cristo recibió ese castigo en lugar de nosotros.

Ese es el Amor de nuestro Dios para todo aquel que le busque.

Esto nos debe llevar a vivir una vida de gratitud. Al ver su misericordia, porque eso es misericordia, cuando recibimos lo que no merecemos. Merecemos castigo eterno pero Cristo nos da perdón, amor y vida eterna!!

Recordemos cada día la magnitud de la santidad de nuestro Dios!!

About the Author matteroftheology

In a culture where personal preference runs wild, it is important to look to what the bible says about topics talked about in our every day lives. On this page you can expect difficult topics to be examined and talked about. In writing it will not simply be my own personal preference. I have no right to push personal preference on anyone believer or not. However, if the bible is in fact the word of God, and God has spoken, then we need to know what He has said despite what our personal preferences might be.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: